Apple sigue innovando y ahora presenta su tarjeta de crédito Apple Card

0

Si hay algo que caracteriza a Apple en la industria tecnológica, es que sus innovaciones parecen nunca acabar. Ahora este gigante nos sorprende con la presentación de su tarjeta de crédito: Apple Card, y por supuesto de la mano de su servicio de pago, Apple Pay, demostrando que su incursión en el mercado financiero sí es posible.

Gracia a Apple

Pero, contrario a lo que puedas pensar, Apple Card no es una tarjeta de crédito más; incluso, podríamos decir que se trata de una tarjeta inteligente que puede revolucionar, verdaderamente, la economía de los usuarios de Apple.

¿Por qué lo decimos? Pues bien, los desarrolladores de Apple Card enfatizan que el software de Apple Pay puede ayudar a los propietarios de la tarjeta de crédito a realizar compras y gastos de manera más consciente y provechosa para sí mismos.

Con esto nos quieren decir que Apple Card no solo es un elemento físico, sino que también representa una oportunidad para cambiar los usos y la percepción financiera de las tarjetas de crédito. A continuación te mostraremos los aspectos más relevantes de esta presentación con la que Apple pretende ser el modelo de la industria bancaria.

La sincronización con Apple Pay es genial

Para comenzar, creemos que es preciso explicar cómo cambiaría la experiencia del uso de tarjetas de crédito para los consumidores con esta Apple Card.

En primer lugar, los usuarios que tengan esta tarjeta de crédito podrá sincronizar los datos de la misma con el monedero virtual que la compañía ha creado: Apple Pay. ¿El objetivo principal de unir Apple Card y Apple Pay? simplificar al máximo posible los procesos financieros.

Con procesos financieros nos referimos a las solicitudes de saldo, pagos, consultas, y lo más importante: brindar un nivel máximo de seguridad y confianza en los consumidores. Esto será posible gracias al acceso a la información que solo es posible si el usuario así lo permite.

Para comenzar con el uso de la Apple Card, es importante que el consumidor ingrese todos sus datos dentro de Apple Pay. A su vez, la aplicación podrá acceder a una serie de información tal como titularidad, identificación de la Apple Card y también saldos y transacciones realizadas recientemente.

Pero esto no es todo. Apple Pay también está conectada con Apple Maps para mostrarle a los usuarios, en segundos, dónde está realizando sus compras, así como también los nombres de los comerciantes y toda la información que pueda proporcionar el establecimiento. ¿Genial, verdad?

Compras clasificadas

Por si todo esto fuese poco, Apple Pay también tiene una clasificación inteligente de las compras que realicen los consumidores para ofrecerles un mayor orden. Se trata de una lista con códigos de colores en las que el usuario podrá identificar sus gastos.

Bebidas y alimentos, compras, entretenimiento y demás movimientos que realicen las personas con su Apple Card serán detectados por el monedero virtual Apple Pay. De esta manera, será más sencillo tener una noción del dinero que se invierte en cada una de estas áreas.

Además, al final de la semana y el mes, Apple Pay mostrará una totalización y un resúmen de todos los movimientos que fueron realizados con la Apple Card. Sin duda, esta aplicación inteligente ayudará a muchos consumidores a tener un mejor manejo y control de sus finanzas.

Apple Card: Una tarjeta de crédito simplificada

Pues bien, ha llegado el momento de hablar sobre la estructura física de la Apple Card. Claro está que se trata de una tarjeta de crédito, pero sus desarrolladores han hecho un esfuerzo para que el diseño de ella sea simplificado al máximo posible.

La Apple Card es una tarjeta hecha con titanio que resulta muy atractiva a la vista, quizá por su diferencia en comparación a las demás o también por su escasez de datos visibles. Sí, solamente visibles, pues si vamos al diseño interno de la tarjeta, seguramente será una de las más completas del mercado financiero.

Dentro de su estructura, la Apple Card cuenta con un número de tarjeta único que aumenta aún más su seguridad. Este ámbito se almacena en el “Elemento seguro” de los iPhone a través de la Apple Pay.

Pero esto no es todo; absolutamente  todas las transacciones que se realizan con la Apple Card están autorizadas con un método de seguridad basado en autenticación biométrica. Se trata de un pequeño chip que se encuentra en la parte interna de esta tarjeta de crédito.

Todas las compras que realices con la Apple Card son autorizadas a través de las huellas dactilares, el reconocimiento de un Touch ID o Face ID. Lo mejor de todo es que en la forma física de la tarjeta de crédito no se encuentra ningún dato que pueda poner en peligro la privacidad del propietario.

Con esto nos referimos a los números de tarjeta, los códigos de seguridad CVV ni tampoco fecha de caducidad ni firma. La Apple Card de titanio simplemente contiene el nombre del propietario y el chip para hacer posible las transacciones.

Un programa de recompensas completa la Apple Card

Al momento de utilizar la Apple Card, los consumidores no solo tendrán que gastar, sino que también pueden recibir recompensas diarias de acuerdo a sus compras. Para ser más específicos, el propietario de la Apple Card podrá recibir el 1% de los gastos que realice de manera externa a Apple Pay.

Por su parte, las compras que se hagan por concepto de Apple tendrán una recompensa de un 3% en efectivo. Algo que sin duda lo convierte en un sistema innovador de fidelidad.

Los cálculos de las compras serán realizados por Apple Pay, y, posteriormente, Apple dará las recompensas correspondientes que pueden ser usadas para pagar la tarjeta de crédito, hacer algunas compras y también enviar cierta cantidad de dinero a familiares o amigos.

Con la Apple Card, Apple demuestra una vez más que todo producto ya existente puede ser reinventado. En este caso particular, no se trata de añadir más elementos a una tarjeta de crédito, sino de simplificar al máximo posible su aspecto físico y repotenciar los elementos de seguridad internos.

Esta Apple Card estará disponible a partir de este verano en Estados Unidos, y después de su presentación son muchos los críticos que coinciden en que ésta podría ser un modelo para la industria financiera en los próximos años.

Con Apple Card y Apple Pay, sin duda serán muchos los consumidores que vivirán una nueva experiencia en su economía, ¡y no podemos esperar para constatarlo!

© 2019 Android Virales. All rights reserved.