Carga inalámbrica en los teléfonos Android, ¿merece la pena?

0

Uno de los avances más intentes que han llegado a los teléfonos con sistema operativo Android, en lo que tiene que ver con las baterías, es la carga inalámbrica. Esta opción, que demuestra que es posible integrar muchas opciones en el interior de los smartphones y tablets, tiene sus cosas buenas y, otras, que no lo son tanto. Mostramos las más importantes en cada uno de los casos.

Lo cierto es que la carga inalámbrica como tal, existe en el mercado desde hace mucho tiempo, pero es en los últimos dos o tres años cuando se ha comenzado a implementar de forma generalizada en los smartphones. La razones para que esto sea así son sencillas -e importantes-: por un lado está el avance que se ha conseguido en todo lo que tiene que ver con la seguridad y, también, es importante tener en cuenta que hasta la fecha la carga inalámbrica es un elemento diferencial (por lo que tiene sentido que sólo en los teléfonos de gama alta sea donde existe de una forma generalizada).

Logotipo del estándar Qi con fondo azul

Pero hay otro detalle que es realmente importante y que, como en todos los segmentos del mercado de la tecnología, es vital: se ha conseguido que un estándar tecnológico sea el predominante y, por lo tanto, el más utilizado por las compañías actuales. En este caso habanos de Qi, que es el que se pude encontrar en modelos de compañías como Samsung o Apple… y esto es sinónimo de tener el mercado bien atado. Por lo tanto, lo normal es que si se busca un cargador de ese tipo adicional, no se tenga problema en encontrar el compatible.

Cómo liberar espacio en tu teléfono Android de manera fácil y rápida con estos trucos.

Realmente merece la pena la carga inalámbrica

Esto es realmente lo que buscamos explicar en este artículo, más que opciones tecnológicas o tendencias del mercado (que no es malo tener ciertos conocimiento al respecto como los antes mencionados). Por la experiencia de uso al utilizar dispositivos móviles durante mucho tiempo, algunos con carga inalámbrica y otros no, existen características que hacen mirar con buenos ojos a esta posibilidad. Pero, eso sí, hay otras que demuestran que todavía le queda camino por recorrer.

Si hay algo que hace que la carga inalámbrica sea algo que resulta especialmente positivo utilizar, esto es la comodidad que ofrece al utilizarla. La verdad es que colocar el smartphone encima de la bandeja en la que está la bobina de recarga y que sin tener que  realizar nada más se comience con el proceso, es algo que se agradece -y mucho-. Tanto si se utiliza un elemento plano para esto como si el que se da uso es tipo atril, lo cierto es que la sencillez y lo intuitivo que resulta todo es una de las grandes virtudes de esta  tecnología (colocar y ya está).

Uso de carga inalámbrica con smartphone

Más detalles positivos de la carga inalámbrica

Otra de las bondades que tiene este tipo de procesos es que, debido al excelente control que se ejerce por la tecnología Qi, no se degrada en absoluto la integridad de las baterías (algo que no se puede decir de la opción rápida tan común ahora en los smartphones y que, debido a la alta potencia energética que se suministra, pone en peligro la vida útil del componente del que hablamos).

Además, la compatibilidad es excelente, ya que cualquier cargador que utiliza el estándar mencionado antes, es posible utilizarlo con los teléfonos compatibles. Así, por ejemplo, el propio que tiene en el mercado Samsung a día de hoy es posible darle uso en los iPhone de Apple. Por lo tanto, no existen problemas a este respecto ni, tampoco, en lo que tiene que ver con la integridad de las carcasas de los teléfonos. Por cierto, la inmensa mayoría de los smartphones mantienen compatibilidad con la carga inalámbrica incluso utilizando fundas de protección.

Cargador inalámbrico de Samsung

Lo que no es tan bueno de la carga inalámbrica

Con lo dicho hasta ahora todo parece de color de rosa, pero en realidad esto no es así. Existen algunas cosas que no son especialmente positivas con el uso de la carga inalámbrica. Un ejemplo de estas es lo que tiene que ver con la temperatura. En algunos terminales la que se alcanza al realizar procesos es bastante elevada… lo que no es positivo ya que se existe más de lo debido al teléfono en general y a la batería en particular. Esto suele ocurrir actualmente con los dispositivos que utilizan potencia por encima de los 10 W, y es algo que se debe tener en cuenta. Eso sí, se ha anunciado que a partir dela año que viene esto cambiará ya que se han conseguido optimizar los procesos que alcances hasta los 25 vatios lo que es una excelente noticia.

Otro de los inconvenientes es que el tener que integrar el hardware en los teléfonos por un lado sube el precio de estos de forma importante pero, además, aumenta el peso de una forma evidente y, por este motivo, los dispositivo que incluyen carga inalámbrica no son los más ligeros del mercado. Aparte, y esto es algo a valorar, es que completar el rellenado de una batería por completo mediante carga inalámbrica lleva mucho tiempo, hablamos de marcas por encima de las dos horas, por lo que más de uso se pude desesperar y acabar recurrir a la rápida  en caso de necesidad.

Llamas en un smartphone

¿Es vital la carga inalámbrica en los smartphones Android?

Con todo lo que hemos indicado, creemos que el uso de la carga inalámbrica en los smartphones es una buena noticia, ya que la experiencia nos dice que la comodidad que ofrece hace que casi todo lo demás se olvide. Aparte, si se siguen los pasos de Google, con accesorios que son algo más que simple elementos de carga -hablamos de Pixel Stand-, se consigue ofrecer opciones diferenciales que justifican que se integre esta tecnología (y, además, que esto solo se haga en la gama alta). Lo ideal es que baje su precio para que se consiga estandarizar, y que además la gestión de la temperatura sea mejor. Pero, eso sí, la carga inalámbrica es de esas opciones que una vez que se prueban, no se pueden dejar de utilizar.

Haz más inteligente tu TV: reproductores Android de calidad

© 2019 Android Virales. All rights reserved.